Utilizamos el método de clases presenciales, con una metodología dirigida aaprender divirtiéndose, alternando la enseñanza tradicional con actividades lúdicas.

Los grupos son reducidos, para que todos tengan la oportunidad de practicar la conversación y recibir atención individualizada.

Los profesores son nativos, para poder transmitir al estudiante no sólo vocabulario, sino estructuras, giros, su pronunciación y deje particular y el gusto por la utilización del idioma.

Llevamos un control del aprendizaje del alumno a través de una evaluación interna, corrigiendo su trabajo con regularidad y manteniendo a padres y alumnos periódicamente informados.

Somos flexibles y nos adaptamos todo lo que podemos a las necesidades de nuestros alumnos.

Proporcionamos un entorno para practicar el idioma mediante el acceso a material de lectura y televisión en inglés.

Los precios son muy accesibles y NO COBRAMOS MATRICULA. Creemos que los alumnos deben permanecer en nuestro centro porque les gusta y no porque han pagado matrícula; solo pedimos que nos avisen con 15 días de antelación para poder organizar nuestras clases.